01 outubro, 2010

Constelación de infantes - Perro en llamas


¿Cómo puedes tener odio a los perros,
con estos ojos carentes, que piden,
con estos colmillos saltones,
con este porte leso y borracho de San Bernardo?

Tus grandes y alborotadas patas
actúan conscientes, adestradas
tal como a un perro muy fiel
o quizá a un gato disimulado.

Pero eres tan perro que casi abana la cola,
me ve y ladra: ¡LELO!,
con un cariño sin vergüenza
de perro sin vergüenza.

¿Cómo puedes tener odio a los perros, señor perro?
Un buen, buen chico de raza grande y tonta.
Uno de los perros aquellos que derrumban
en un gesto de cariño desmedido.

De aquellos que lamen, sin pudor,
la boca del dueño.
De aquellos perros que pegan fuego
como a un perro en llamas.

_______________________________________
Escrito por mim e traduzido para o espanol por Juan Fiorini, professor de língua espanhola, revisor e editor, autor do livro Quase nada sempre tudo, e grandissíssimo amigo! Infinitamente grata, querido!

Um comentário:

D i c a disse...

Inclusive em espanhol.
Quem te viu, quem te vê.